'El dios de internet' y 'Chicos de Varsovia', las obras de FIBA que son iniciativa de dos escritoras

Por Karina Noriega para El Planeta Urbano


El dios de internet es el resultado "de muchos meses de investigación junto a una comunidad de adultos mayores, todos ellos no-actores, todos ellos exquisitos intérpretes", cuenta la autora (y desde hace tiempo directora teatral) Florencia Werchowsky, que esta vez se sumergió en la aventura de una primera obra escénica por fuera de la temática ballet (anteriormente montó Las bailarinas no hablan, espectáculo basado en su libro homónimo).


"Gala es gamer, mata monstruos online con su avatar de elfa. Edda es youtuber, tiene su propio canal de cocina. Susana visita a su hijo asesinado, que vive en la nube. Medy anhela el amor mientras mira novelas chinas. Carlos nos cuenta la historia del dios de internet. Julián, una criatura de este siglo, los entrevista en vivo", relata la escritora y dramaturga al hablar acerca de la obra que estrenará en el marco del FIBA el 27 de febrero.



¿Algunas de las preguntas que disparan esta obra de teatro hecha de realidades y virtualidades? "¿Qué fue de los comienzos de la web, que era un edén hecho de palabras? ¿Qué fue de aquel proyecto idealista? ¿Se puede tener nostalgia de lo que nunca pasó? ¿Cambia esa mirada según la generación a la que pertenecemos? El dios de internet ¿existe?".

Actúan Carlos Belisle, Susana Gambarino, Medy Martínez, Galita Saeta, Edda Rivas, María Cristina Agrelo, Norma Armendariz, Beatriz Felman, Alba Landi, Marta Pielet, Silvina Pumares, Ana María Quevedo, Nilda Rodríguez, Jorge Rodríguez Calviño, Rebeca Rosenfeld, Norma Sommaruga y Julián Vila Graca.

Chicos de Varsovia, basada en la novela de Ana Wajszczuk, se estrenará en El Cultural San Martín, también en el marco del FIBA. "La adaptación la hizo y la dirige Dennis Smith", cuenta la autora que está por editar, por Caleta Olivia, su libro de poesía El libro de los Polacos, suerte de precuela de Chicos de Varsovia.

"Cuando su abuelo muere, Ana decide reconstruir su historia familiar para contarle a su madre, como un cuento de las buenas noches al revés, quienes fueron sus antepasados heroicos: Los Chicos de Varsovia, niños protagonistas del levantamiento más sangriento contra la ocupación nazi durante la segunda guerra mundial", anticipa Wajszczuk.